Compare Listings

¿Es obligatoria la cédula de habitabilidad?

La cédula de habitabilidad, también denominada licencia de primera o segunda ocupación, es un documento que verifica que la vivienda cumple con las condiciones de habitabilidad mínimas.

El documento lo expide el ayuntamiento de cada localidad. Para conseguirlo, necesitas un informe técnico de un profesional, arquitecto o ingeniero, dependiendo de la comunidad autónoma, que corrobore que tu vivienda cumple con la normativa.

¿Necesito la cédula de habitabilidad?

La cédula de habitabilidad es necesaria para la contratación de los suministros del hogar como la electricidad y el agua. También se solicita en algunas comunidades para los procesos de venta o alquiler de la vivienda.

Los requisitos de habitabilidad los marca la normativa de construcción. Actualmente todas las viviendas se construyen siguiendo los requisitos de la comunidad autónoma en la que se encuentran. Por lo tanto, si tu vivienda es nueva no tienes que preocuparte por la cédula, ya que, con las escrituras del piso, te entregarán la licencia de primera ocupación.

En las viviendas construidas con anterioridad, la cédula caduca a los 10 o 25 años dependiendo de la localidad y del tipo de cédula. Para renovarla y conseguir la cédula o licencia de segunda ocupación, es posible que tengas que realizar una reforma si la vivienda es antigua y no cumple los requisitos.

Las sucesivas cédulas o licencias serán de segunda ocupación, a no ser que realices una rehabilitación completa que afecte a elementos relativos a la habitabilidad. En este caso, tendrás que solicitar una nueva licencia de primera ocupación por rehabilitación.

En todos estos casos, necesitas solicitar la ayuda de un profesional experto. Este deberá redactar un certificado de habitabilidad de la vivienda y adjuntar información que lo contraste, para que el ayuntamiento te conceda la cédula.

¿Cuáles son los requisitos de habitabilidad?

El técnico tendrá que realizar una visita al inmueble y revisar los siguientes puntos:

– El número de habitaciones y las dimensiones mínimas de cada una. Las estancias mínimas son un salón/comedor, una cocina, un baño y un dormitorio.

– La salubridad e higiene. Se miden con factores como la ventilación e iluminación.

– La seguridad. El tipo y estado de las instalaciones y los materiales de la construcción.

Los requisitos pueden variar en cada comunidad autónoma pero, como en toda España se sigue el mismo Código Técnico de la Edificación, las variaciones suelen ser mínimas.

Lo que suele cambiar bastante es la documentación y el informe que el técnico tiene que entregar al ayuntamiento para que este expida la cédula. Por ello, es importante contar con un profesional experto en todo el proceso.

Si necesitas una cédula de habitabilidad contacta con un profesional con un margen de tiempo antes de realizar la venta o el alquiler. Si no tienes cédula de habitabilidad o la tienes caducada deberás renovarla y algunos ayuntamientos pueden demorarse en la concesión de la licencia.

 

Publicaciones relacionadas:

Conoce las claves para elegir el mejor piso en Albacete

Elegir un piso no es una tarea sencilla. Entran en juego muchos factores tanto personales como...

Continuar leyendo

Tu inmobiliaria en Albacete te explica cómo hacer eficiente tu vivienda

A menudo recibimos consultas en nuestra inmobiliaria en Albacete sobre cómo revalorizar un...

Continuar leyendo

Decorar una casa en primavera para venderla con visión inmobiliaria en Albacete

La primavera ha llegado y la decoración de tu casa puede acompañar a esta feliz estación....

Continuar leyendo

Unirse a la discusión